Home Guia Los mejores consejos para la fotografía de bodas

Los mejores consejos para la fotografía de bodas

Los mejores consejos para la fotografía de bodas

La fotografía de bodas puede ser un verdadero reto, incluso para aquellos que ya lo hacen profesionalmente, porque implica casi todos los tipos de fotografía. Retrato, fotografía de naturaleza muerta, fotos de acción, fotografía de viajes y paisajes, y tal vez incluso fotos bajo el agua. Lo que se te ocurra, lo más probable es que los fotógrafos profesionales de bodas lo hayan hecho en su trabajo. Si estás comenzando como fotografo, es mejor adentrarte paso a paso en los mejores consejos para la fotografía de bodas, para que tengas conocimiento previo antes de dar el salto profesional.

Sí, puede que sea difícil cubrir una boda pero no hemos dicho que sea imposible ¿verdad? Con un poco de dedicación y con los mejores consejos para la fotografía de bodas que hemos reunido ara ti, verás que el resultado será impecable.

Los mejores consejos para la fotografía de bodas

Sin darle más vueltas, veamos entonces qué necesitas aprender para tomar las mejores fotografías en cada matrimonio.

Aprende de cada boda que hagas

Toma nota de todo lo que hiciste bien, así como todo lo que hiciste mal, cada vez que hagas una boda, porque como dicen, la experiencia es el mejor maestro. Esto no sólo te ayudará a mejorar tus habilidades como fotógrafo de bodas, sino que también aprenderás otras cosas, como a manejar las negociaciones iniciales con los novios, a actuar con los invitados para captar las emociones adecuadas, a conseguir tomas difíciles y a pensar con los pies en la tierra (algo sumamente importante cuando se cubren eventos). Uno de los mejores consejos de fotografía de bodas que te pueden dar es utilizar cada actuación como una oportunidad para aprender. Nunca vas a hacer las cosas perfectas en tu primer trabajo, pero puedes utilizar esa experiencia para adquirir más conocimientos y aprender más acerca de la fotografía de bodas.

Aprende a trabajar con las poses

Como hemos dicho, no siempre podrás tomar fotos espontáneas, hay momentos que requieren poses. Pero no todas las poses funcionan con todos los clientes. Aprende a trabajarlas con los siguientes pasos.

Conocer las inseguridades de la pareja

A veces una pareja quiere expresar una pose que le gusta o que no le gusta, o puede ser algo que no quiere mostrar, como un lado de su cara o algo de lo que se siente cohibida. Creo que dar pie a esas conversaciones te da más posibilidades de hacerles felices, porque sabes lo que tienes que buscar. Por ejemplo, no harás muchas fotos de perfil a una novia si sabes que se siente insegura por un lado de su cara.

Muéstrales exactamente cómo posar… y no te avergüences

Por ejemplo, si quieres que la novia se gire hacia el novio y que baje la cabeza y los ojos, lo representarás mientras explicas el movimiento. Mostrar las poses hace que tu explicación sea mucho más fácil y rápida cuando tu cliente puede ver exactamente lo que se supone que debe hacer.

Preste atención a lus manos

Cuando estés mirando al cliente mientras posa, presta mucha atención a sus manos. Las manos pueden hacerte saber si alguien está nervioso. Intenta dar una dirección clara aquí. Si ves tensión en las manos de un cliente, hazlo saber e intenta usar una pose que disimule su nerviosismo.

Sé un espejo

Si quieres que un cliente gire la cabeza hacia la derecha, no te limites a decirle lo que tiene que hacer. Míralo y gira la cabeza hacia la izquierda para reflejarlo. Piensa en cuando vas al gimnasio y haces un ejercicio de baile. El instructor te dirá lo que tienes que hacer haciéndolo, y tú reflejarás sus acciones. Es lo mismo con las poses.

Sea específico todo el tiempo

Dale a tu cliente instrucciones muy específicas mientras posa. Si quieres que giren la cabeza y lleven la barbilla hacia delante y hacia abajo, ¡diles todo eso! Todos esos pequeños detalles marcan la diferencia. Quieres que el cliente sepa exactamente lo que tiene que hacer para que después no mire las fotos y se arrepienta de haber recibido más instrucciones.

Utiliza las manos para señalar

Esto es especialmente útil para grupos grandes y retratos familiares. Cuando vayas a fotografiar en estas situaciones, lo más probable es que haya mucho ruido y no puedan oír tus indicaciones.

Así que, en lugar de intentar gritar «¡Moveos al centro!» por encima del ruido, simplemente dilo con voz normal y señala el lugar.

Usa nombres para crear cercanía

El último consejo que tengo para ti es que utilices los nombres de tus clientes y de todos los que les rodean tanto como sea posible.

La próxima vez que estés fotografiando una boda, te reto a que recuerdes -y sé que es difícil- a todas las personas del cortejo nupcial y de la familia que puedas. Tu habilidad para decir «Vale, Juan, ¿podrías dar un paso más cerca de Mario?» suena mucho mejor que «Disculpe, usted, señor, al lado del novio… ¿podría acercarse más al novio?».

Te garantizo que las personas estarán encantadas de que te hayas tomado la molestia de recordar sus nombres.

Conoce a la pareja

Tómate tu tiempo para conocer mejor a la pareja durante las primeras reuniones. Esto podría servir para tener inspiración para cubrir su boda y para la historia de tus imágenes. Si es posible, haz también las fotos prenupciales. Será una oportunidad para que ambas partes se sientan más cómodas la una con la otra, una gran ventaja para cuando llegue el gran día. Al mismo tiempo, te ayudará a descubrir los mejores ángulos de la pareja.

Crea una lista de tomas específicas, siempre pensando en la pareja

Siéntate con los novios al menos una vez antes de la boda y pregúntales qué quieren incluir específicamente en tu lista de fotos. Probablemente te dirán que depende de ti, pero se lo pensarán más si compartes con ellos la lista estándar de fotos de boda que aparece a continuación:

  • Preparativos de los novios
  • Elementos clave (invitación, ramos, anillos, vestido, joyas, vestuario, etc.)
  • Retratos de familia
  • Séquito
  • Reacción del novio
  • Entrada de la novia, etc.

A menudo, las parejas contratan a los fotógrafos en función de su capacidad para documentar toda la boda, hasta los detalles más importantes. Todas las novias esperan poder mirar atrás con su álbum de boda muchos años después y acordarse del bonito montaje del lugar, de cómo era el vestido, de lo felices que estaban todos y de un par de cosas más.

Contrata o reúne un equipo

No hace falta decir que en las bodas pasan muchas cosas. Es casi imposible que un solo fotógrafo lo cubra todo, principalmente debido a la falta de tiempo y a la dificultad de realizar varias tareas a la vez. Las parejas suelen optar por un equipo de al menos tres fotógrafos de boda, con al menos uno asignado a cada uno de ellos. De este modo, los fotógrafos pueden distribuirse las tomas necesarias entre ellos y tienen menos posibilidades de perderse un momento. También puedes contratar a un ayudante para el montaje del equipo y la iluminación.

Cuenta con las herramientas adecuadas

Un buen equipo de fotografía de bodas aumenta significativamente tus posibilidades de éxito. Invertir en las mejores cámaras y lentes para fotografía de bodas que están dentro de su presupuesto, ya que esto mejorará en gran medida la calidad de tus imágenes y su capacidad para capturar correctamente varias escenas.

Tu kit debe incluir:

  • Objetivos cómodos para caminar, idealmente un objetivo de focal fija y otro zoom de gran apertura, que te permitan acercarte y caminar entre los invitados sin llamar demasiado la atención.
  • Otro elemento útil es un flash externo fiable que puedas dirigir hacia el techo para conseguir una iluminación más natural y difusa, si no tienes un difusor para él. Los flashes emergentes no son recomendables, ya que producen una iluminación dura y no resultan atractivos para los retratos.
  • Tambiénnecesitarás un trípode que te ayude a conseguir tomas más estables y nítidas.
  • Por último, y no hace falta decirlo, lleva pilas y tarjetas de memoriade repuesto.
  • Y la o las cámaras, obviamente.

Familiarízate con el cronograma de la boda

Además de aprender a fotografiar una boda, es igualmente importante conocer el tipo de boda que vas a cubrir. Algunas bodas culturales tienen simbolismos y rituales diferentes, y tienes que estar al tanto de ellos para no perderte momentos importantes. Sería de gran ayuda tanto para ti como para la pareja si pudieras conseguir una copia del programa de la recepción para saber qué esperar y poder planificar las tomas en consecuencia.

Mantente preparado para cualquier cosa

Cuando eres fotógrafo de eventos, realmente no hay tiempo para relajarte. Puede que tengas preparada tu lista de tomas, pero las fotos que no tienen precio son a menudo las no planificadas. Estate atento a lo que ocurre y prepárate para sacar la cámara en un instante, sobre todo cuando alguien rompa a llorar de repente o cuando el joven portador de la biblia decida dejar el libro en medio del pasillo. No te quedes sólo con la pareja durante todo el día; no dudes en hacer fotos rápidas de los invitados mientras se secan las lágrimas o se ríen a carcajadas.

Necesitas conocer la iluminación del lugar

Recorre todo el recinto y toma nota del tipo de iluminación que tendrás en cada lugar, ya sea interior o exterior. Esto te permitirá prepararte adecuadamente y saber qué tipo de equipo de iluminación y accesorios necesitas llevar. Si es posible, visita el lugar unos días antes, más o menos a la misma hora que la boda, para que puedas ver con qué tipo de iluminación vas a trabajar.

Esto te ayudará a ahorrar tiempo durante el evento, ya que no tendrás que perder el tiempo tratando de llegar a la configuración correcta para cada situación de iluminación dada.

No manipules ni toques a las personas

Deja que las cosas sucedan con naturalidad. Una toma demasiado dirigida puede parecer incómoda y falsa, por muy buenos modelos o actores que sean los novios. Por supuesto, es útil dirigir a la pareja, el séquito y los invitados para que hagan un par de poses creativas o tradicionales para las fotos de grupo y la sesión de fotos antes de la recepción.

Leer más |Los mejores consejos para la fotografía de retratos|

Pero a menos que las fotos requieran poses dirigidas, lo mejor es mantenerse al margen para no influir en el comportamiento de los sujetos. Permíteles hacer lo que quieran para conseguir algunas fotos espontáneas.

Siempre, pero siempre, sé el más profesional

Esto puede necesitar mucha práctica y confianza. Incluso los fotógrafos de boda profesionales luchan con estar en control de situaciones y dirigir a la gente en medio de toda la mezcla y la celebración. Necesitas aprender cómo demostrar autoridad y confianza. Ayuda recordar que te están pagando y por lo tanto tienes la licencia (respetuosamente) de decir a gente qué hacer para conseguir las mejores fotos de la boda posibles.

También es importante que te vistas para la ocasión. Infórmate sobre el código de vestimenta y lleva ropa adecuada que sea lo suficientemente cómoda para andar por ahí, pero lo suficientemente formal para que no sobresalgas.

Con estos consejos, te aseguro que el trabajo de fotografiar una boda será mucho más fácil y el resultado será impecable.