Cuando hablamos de limpieza de ordenadores, nos referimos a la práctica de mantener una máquina limpia, incluidos el hardware y el software. Dependiendo de los factores ambientales, incluso si tienes una mascota peluda, podría ser una buena idea programar limpiezas anuales o mensuales.

¿Por qué debo limpiar mi ordenador?

Limpiar el hardware y el software de tu ordenador es importante por muchas razones. El hardware limpio puede ayudar a que tu ordenador funcione con mayor fluidez y prolongar su vida útil, lo que puede ahorrar tiempo y dinero. La limpieza periódica protege tu inversión y sus datos. Cuando limpias la pantalla y vacías las migas del teclado, estás ayudando a que tu equipo funcione mejor y reduce el riesgo de que se averíe.

El polvo y otra suciedad no deseada pueden acumularse y sofocar el hardware de tu PC. Si limpias regularmente el polvo de las rejillas de ventilación y de la carcasa, puedes ayudar a proteger el sistema contra el sobrecalentamiento y evitar daños permanentes a las partes internas de tu ordenador y la información que almacenas en ella.

limpieza de ordenadores

¿Con qué frecuencia debe hacerse?

Si no deseas dañar el rendimiento y la vida útil de tu PC con el estrés y el calor adicionales, límpiala bien al menos cada seis meses o un año. Si bien el ordenador del usuario promedio dura varios años, la limpieza real del hardware y el software podría extender la vida útil de tu PC unos años más.

El software limpio ayuda a proteger tus datos. El software antivirus y las actualizaciones periódicas del programa ayudan a garantizar que los virus, el malware y los ciberdelincuentes permanezcan fuera de tu sistema.

Cuando realizas una copia de seguridad de sus archivos, eliminas programas no utilizados y realizas tareas de mantenimiento como desfragmentar el disco duro, ayuda a garantizar que tu computadora pueda guardar tus archivos sin dañarlos accidentalmente.

Limpieza de ordenadores: Hardware

Para mantener el hardware de tu ordenador en buen estado, hay tareas clave que debes agregar a tu lista de tareas, después de apagar y desenchufarlo.

Limpia tu ordenador

Quita el polvo del exterior del ordenador con un paño suave y seco al menos una vez a la semana. Elimina las huellas digitales de la pantalla. Si deseas utilizar un líquido de limpieza, visita una tienda de informática para encontrar uno que esté diseñado específicamente para tu tipo de monitor.

Los limpiadores domésticos habituales pueden dañar la pantalla del monitor y desgastar los revestimientos. En su lugar, limpia delicadamente la pantalla con un paño suave. Un paño de microfibra es ideal para este propósito.

Puedes humedecer el paño con agua destilada o filtrada para limpiar las manchas más difíciles. El agua corriente también funciona, pero el agua filtrada o destilada te ayudará a evitar las rayas.

 

limpieza de ordenadores

Si se necesitas una limpieza más profunda, humedece un paño con una mezcla 50-50 de agua destilada y vinagre blanco destilado y frota suavemente la pantalla para limpiarla.

Para limpiar la parte delantera y trasera de la carcasa de tu ordenador portátil, usa una esponja limpia que haya sido mojada en agua y jabón suave para platos y escurrida. Frota suavemente. Asegúrate de que tu ordenador esté seco antes de volver a encenderlo.

TE PUEDE INTERESAR: BUSCADORES DE INTERNET SEGUROS EN 2020

Limpia tu teclado

Toma el teclado, dale la vuelta y dale palmaditas suaves en la parte posterior para quitar las migas, los pelos sueltos y otros pequeños trozos de suciedad. Si tienes problemas para eliminar la suciedad pegajosa, intenta usar un hisopo de algodón humedecido en alcohol isopropílico o las mezclas de limpieza mencionadas anteriormente.

Limpiar suavemente alrededor de las teclas puede ayudar a evitar que se peguen o fallen. Si tu teclado funciona mal, es posible que debas abrirlo para realizar una “limpieza profunda“. Consulta el manual de tu ordenador o teclado para obtener instrucciones sobre cómo abrir y limpiar este componente de manera segura.

Elimina la acumulación de polvo de las rejillas de ventilación, ventiladores y accesorios del ordenador

Cada tres a seis meses, considera usar un destornillador para abrir la carcasa exterior de tu ordenador. Con una lata de aire comprimido (disponible en cualquier tienda de informática), limpia el polvo acumulado del ventilador y la carcasa. Vuelve a armar la caja y use hisopos de algodón para recoger la suciedad persistente en las rejillas de ventilación u otras pequeñas grietas en el exterior de la caja.

Para ordenadores portátiles, consulta el manual para obtener instrucciones sobre la limpieza o la apertura segura de la caja. También puedes utilizar algunas ráfagas cortas de este aire comprimido para desempolvar el teclado y el mouse.

limpieza de ordenadores

Ejecuta la herramienta de comprobación de disco

Para ayudar a detectar problemas del disco duro antes de que provoquen otros problemas, Microsoft Windows proporciona una herramienta Comprobar disco. La herramienta buscará y reparará problemas como errores del sistema de archivos o sectores defectuosos. Si no has realizado este análisis antes, ejecuta un análisis completo, que habilita las reparaciones automáticas. El proceso puede tardar algunas horas.

Mantén la PC ventilada

Es importante mantener un flujo de aire adecuado dentro y fuera de tu PC. Asegúrate de tener al menos tres pulgadas de espacio a cada lado de su PC sin obstrucciones como otras computadoras, papeles o paredes. También asegúrate de que tu habitación sea lo suficientemente grande o lo suficientemente ventilada para facilitar un buen flujo de aire.

Otra cosa a tener en cuenta es el ventilador de la CPU y las aspas del ventilador. Si tu procesador sigue sobrecalentando y obligando a su PC a apagarse, es posible que debas actualizar el ventilador de su CPU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.