ClonGeekTabletsLo que debes saber de la Xiaomi Pad 5

Lo que debes saber de la Xiaomi Pad 5

La historia de las tabletas Android siempre ha sido de altibajos. Aclamadas y omnipresentes al principio, fueron desapareciendo de la escena y el mercado se desinfló considerablemente en pocos años.

Sin embargo, gracias en parte a la reciente pandemia que dio un gran impulso al sector, las tabletas con el sistema operativo de Google han vuelto a la palestra y cada vez más fabricantes están reintroduciendo este tipo de productos en sus líneas.

Entre estos fabricantes se encuentra Xiaomi que, tras unos años de silencio, vuelve a batirse con una tableta bastante decente, acompañada como siempre de un precio ciertamente interesante.

Hablamos de la nueva Xiaomi Pad 5, que lanza el guante al iPad (en la versión básica) con un precio muy similar pero con unas características técnicas y de diseño mucho mejores.

Diseño y ergonomía

Si tuviera que encontrar un competidor real a este Xiaomi Pad 5 en términos de apariencia, la elección probablemente caería en el iPad Air, que cuesta más, por lo que la comparación no se sostendría por todas las demás consideraciones.

De hecho, la nueva tableta de Xiaomi sólo tiene 6,9 mm de grosor y pesa 517 gramos, lo que no es un récord para la categoría, pero en la mano la sensación es que se trata de un producto mucho más ligero.

El diseño también recuerda mucho al iPad Air; empezando por los finos biseles de la pantalla, hasta las líneas angulosas pero al mismo tiempo limpias y una carcasa mate en la parte trasera que ayuda a reducir un poco el número de huellas dactilares que quedan en la cubierta durante el uso.

En definitiva, una tableta agradable de manejar, incluso teniendo en cuenta el «lunar» del plástico utilizado para hacer la parte trasera de la carcasa. Algunos les puede sorprender esta elección, pero les aseguro que a la vista y al tacto no desentona y, de hecho, ayuda a que la solución sea un poco «más resistente a los golpes».

La cámara también se encuentra en la parte trasera de la tableta, en un módulo cuyo diseño recuerda claramente al utilizado en los últimos smartphones de la compañía. Se trata de una cámara de 13 megapíxeles que puede ser útil en un momento dado pero noes mejor que la cámara de la mayoría de teléfonos de la actualidad.

Lo mismo ocurre con la cámara frontal de 8 megapíxeles, que es útil para las videollamadas, pero sufre un fallo de posicionamiento que suelo criticar a muchas tabletas. Al estar insertado en uno de los lados cortos, si utilizas la Pad 5 en modo horizontal obtendrás una toma desequilibrada con el sujeto siempre descentrado.

Como punto negativo, debo mencionar la ausencia de un jack de audio, que ha desaparecido de muchos smartphones y de esta tableta de Xiaomi. Lástima, si quieres escuchar música con auriculares con cable tendrás que usar un adaptador de USB-C a jack de audio.

No hay certificaciones que acrediten su resistencia a la infiltración de agua y polvo; sigue siendo válida la regla de que unas gotas de agua no comprometen el uso, pero mejor no bañarse o ducharse con él.

Pantalla y audio

Uno de los elementos que más me ha convencido de esta Xiaomi Pad 5 es sin duda la pantalla. El panel tiene una diagonal de 11 pulgadas y ofrece una resolución de 2560×1600 píxeles con una tasa de actualización de 120Hz y la capacidad de reproducir más de mil millones de colores.

Además de estas especificaciones, tiene una relación de aspecto 16:10 que ofrece un poco más de espacio en altura y, por lo tanto, es mejor que 16:9 si necesitas colocar dos ventanas una al lado de la otra en la pantalla de forma horizontal.

Sin embargo, no tiene sentido darle vueltas: me encanta esta pantalla desde que la encendí por primera vez. Es una pantalla IPS con negros muy profundos, pero sobre todo con una definición y nitidez por encima de la media.

Navegar, leer documentos pero también ver vídeos y otros contenidos multimedia en este Pad 5 es realmente satisfactorio. Como siempre, en el menú de configuración hay un sinfín de elementos que se pueden ajustar para obtener la imagen deseada.

Desde la temperatura del color hasta el filtro de luz azul, pasando por la posibilidad de ajustar la frecuencia de refresco a 60 o 120 Hz. En resumen, realmente puedes encontrar el mejor compromiso para tus necesidades en cada situación.

La pantalla es muy buena y el audio también. Teniendo en cuenta que se trata de altavoces muy pequeños, hay que señalar que el único defecto es la falta de tonos graves.

Por lo demás, el volumen es muy alto y los medios y agudos son claros y presentes. Por cierto, hay cuatro altavoces, dos en cada uno de los lados cortos, y hacen que el sonido estéreo sea bastante envolvente.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla: 11″ WQHD+ 120 Hz, Dolby Vision, True Display, Blue Light Reduction
  • Plataforma móvil: Qualcomm Snapdragon 860
  • Memoria: 6/128 GB, 6/256 GB
  • Audio: 4 altavoces de 16 x 20 mm, Dolby Atmos, Hi-Res Audio
  • Cámaras:
    • Frontal: 8 MP
    • Trasera: 13 MP
  • Software: MIUI Suite para Pad
  • Accesorios: Xiaomi Smart Pen (no incluido)
  • Batería: 8.720 mAh con carga rápida de hasta 33 W (cargador de 22,5 W en la caja)
  • Dimensiones: 254,69 x 166,25 x 6,85 mm
  • Colores: Cosmic Gray, Pearl White

En cuanto al rendimiento, puedo asegurar que no tendrá ningún problema en el uso diario. Luego de tres semanas de usar esta Xiaomi Pad 5 y nunca se le noto una ralentización notable, un lag notable o un congelamiento en ninguna de las aplicaciones que he lanzado.

Sólo en una ocasión tuve que reiniciar una aplicación que no podía volver a la pantalla completa después de reducirla a una ventana flotante, pero fue un incidente aislado que no ha vuelto a ocurrir, a pesar de usar esa función muchas más veces.

Puedes hacer multitarea abriendo dos aplicaciones al mismo tiempo y poniéndolas una al lado de la otra en la pantalla, o saltar de una a otra en pantalla completa, todo ello con una muy buena capacidad de respuesta.

Autonomía

Por último, veamos la batería, su capacidad y la duración de la carga. En el interior de la Pad 5 tenemos una batería de 8.720 mAh, que se recarga en unas dos horas con el cargador de 22,5W incluido en el paquete, tiempo de carga que baja a una hora y media si utilizamos un cargador de 33W, que es la velocidad máxima que soporta la tableta.

Hablando en cambio de la duración, con un uso medio intenso, hecho principalmente de streaming de vídeo y navegación, he podido utilizar la tableta durante todo un fin de semana sin cargar, limitando el uso a un par de horas al día puedes cubrir incluso 3-4 días de uso ya que el drenaje en stand-by es casi nulo.

- Advertisment -
- Advertisment -banner