La ley de Moore se fundamenta en el análisis del cofundador de Intel, Gordon Moore en el año de 1965 (19 de abril, en un artículo para Electronics Magazine, titulado “Abarrotar más componentes en circuitos integrados”), al darse cuenta que el número de transistores por pulgada cuadrada en circuitos integrados, se ha duplicado cada año desde su invención. En 1975 examinó su apreciación, considerando que esto sucedería cada dos años.

La Ley de Moore pronostica que esto continuará sucediendo en el futuro inmediato, si bien su ritmo se ha ralentizado y ahora se calcula que el número de transistores por pulgada cuadrada se duplica cada 18 meses (Apreciación hecha por otro ejecutivo de Intel David House).

A pesar de llamarse ley, se trata de una conclusión experimental o de una proyección. Otra forma de expresar dicha ley consiste en afirmar que las velocidades del procesador o potencia de procesamiento total para las computadoras, se duplica cada dos años aproximadamente.

Pero no se crea, este término como tal de la Ley de Moore, sólo se popularizó después de 1975 gracias a la labor de difusión del Profesor e Ingeniero Carver Mead. Pues bien, en los últimos años especialistas en el área dicen que en unos diez años más o menos, veremos el colapso de la Ley de Moore. De hecho, ya  se puede observar una ralentización de la Ley de Moore.

El poder del ordenador simplemente no puede mantener su rápido desarrollo y evolución exponencial usando tecnología de silicio estándar. Incluso la Corporación Intel ha admitido esto. Y esto se debe a que el tamaño de los transistores que componen un núcleo de procesador está llegando a niveles casi moleculares.

Posiblemente el quiebre de la ley Moore sea positivo ya que podría hacer que empresas como Intel y AMD pasen el presupuesto de investigación y desarrollo a tecnologías como la computación cuántica que de hacerse realidad  sería un paso gigante para industria informática.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.