WhatsApp ha recibido el apoyo de Google y Microsoft en la disputa legal contra la empresa israelí NSO Group, creadora de un software espía utilizado para acceder de forma indebida a los datos de los usuarios desde la aplicación de mensajería. El proceso ganó la participación de Google, Microsoft, Cisco, VMware e Internet Association.

Este es un grupo formado por empresas como Amazon, Facebook y Twitter. Formarán parte del proceso como amicus curiae (o amigo de la corte), es decir, que asiste en la decisión del tribunal y no está vinculado a ninguna de las partes. El posicionamiento de las empresas, sin embargo, está en línea con las alegaciones realizadas por WhatsApp.

El spyware puede recopilar mensajes y datos de tu WhatsApp

Señalan que el software espía de NSO Group hace que todos los usuarios estén menos seguros. Conocido como Pegasus, el programa malicioso invade el teléfono a través de vulnerabilidades en aplicaciones o acceso a enlaces maliciosos. Puede activar el micrófono y la cámara de un teléfono y recopilar mensajes y datos de ubicación.

Además, tiene acceso a las fotos y otros archivos almacenados en el dispositivo. Vulnerar la seguridad de los teléfonos a través de una falla en WhatsApp se reveló en mayo de 2019. En octubre de ese año la empresa inició una demanda contra NSO Group e informó que Pegasus había hackeado 1.400 dispositivos entre abril y mayo.

Entre los objetivos se encontraban periodistas y activistas de derechos humanos. Pegasus incluso se usó contra Jeff Bezos, propietario de Amazon. Habría recibido el archivo malicioso del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman. El país sería uno de los clientes de NSO Group junto con Emiratos Árabes Unidos y Etiopía.

Este sería el paso hacia la protección del consumidor

WhatsApp

En un comunicado, el jefe de seguridad y confianza de Microsoft, Tom Burt, dijo que la participación de empresas competidoras en el proceso podría ser un paso hacia la protección del consumidor y el ecosistema digital de dichos ataques.

“Las empresas privadas deben permanecer sujetas a responsabilidad cuando utilicen sus herramientas de cibervigilancia para infringir la ley o permitir intencionalmente su uso para tales fines, sin importar quiénes sean sus clientes o qué pretendan lograr”, dijo el ejecutivo.

La declaración parece ser una respuesta a la defensa principal de NSO Group, que afirma tener inmunidad legal para mantener las prácticas porque ofrece software espía a los gobiernos. En otras ocasiones, la compañía también ha dicho que su software espía se usa solo para combatir el terrorismo y no para investigar al ciudadano común.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.