Microsoft finalmente ha informado de todos los detalles relacionados con su propuesta de consola de próxima generación, ahora compuesta por la Xbox Series X y su hermana menor la Series S, entonces, ¿Qué mejor momento que este para hacer una comparación directa entre las dos consolas?

De hecho, la casa Redmond ha publicado las fichas técnicas completas de ambas consolas, sin embargo, la comunicación inicial no destacó las diferencias reales entre la Xbox Series X y la Series S. Pero para eso estamos nosotros, en este artículo desglosaremos sus diferencias para que a la hora de comprar sepas que terrenos estas pisando.

Especificaciones técnicas de la Xbox Series X y Series S

Xbox Series X

Características Xbox Serie X Xbox Series S
CPU CPU AMD Zen 2 de 8 núcleos a 3,8 GHz, 3,6 GHz con SMT CPU AMD Zen 2 de 8 núcleos a 3,6 GHz, 3,4 GHz con SMT
GPU GPU AMD RDNA 2, 52 unidades de cómputo a 1.825 GHz AMD RDNA 2 GPU, 20 unidades de cómputo a 1,565 GHz
Potencia de la GPU 12.15 TFLOPS 4 TFLOPS
Sistema de chip Chip mejorado patentado de 7 nm Chip mejorado patentado de 7 nm
Memoria RAM 16 GB de RAM GDDR6, de los cuales 10 GB van a 560 GB/s y 6 GB a 336 GB/s 10 GB de RAM GDDR6, de los cuales 8 GB van a 224 GB/s y 2 GB a 56 GB/s
Rendimiento 4K a 60 FPS, hasta 120 FPS 1440p a 60 FPS, hasta 120 FPS (compatible con 4K a través de escalado)
Almacenamiento de memoria 1TB PCle Gen 4 NVMe SSD 2.4GB/s (datos sin comprimir), 4.8GB/s (datos comprimidos) 512 GB PCle Gen 4 NVMe SSD 2,4 GB/s (datos sin comprimir), 4,8 GB/s (datos comprimidos)
Expansión de memoria Tarjeta expandible de 1TB Tarjeta de expandible de 1TB
Compatibilidad con versiones anteriores Compatibilidad con miles de títulos de Xbox One, Xbox 360 y Xbox original en el lanzamiento. Compatibilidad con accesorios de Xbox One. Compatibilidad con miles de títulos de Xbox One, Xbox 360 y Xbox original en el lanzamiento. Compatibilidad con accesorios de Xbox One.
Lector óptico Blu-ray 4K UHD Solo digital
Salida de video HDMI 2.1 HDMI 2.1
Precio 499 Euros 299 euros

Diferencias y semejanzas concretas entre ambas consolas

Xbox Series X

Es importante subrayar que, sin contar las diferencias de rendimiento en el lado de la GPU y en la capacidad en el lado del SSD, ambas consolas utilizan las mismas arquitecturas y soluciones tecnológicas, tanto la Series X como la Series S pueden, por lo tanto, soportar el potencial ofrecido por la Xbox de la misma manera.

  • Velocity Architecture
  • Aceleración de hardware para DirectX Raytracing
  • Variable Refresh Rate
  • Dynamic Latency Input

Particularmente interesante es la elección de adoptar la misma CPU Z en 2 en una configuración prácticamente idéntica, que se diferencia exclusivamente por 200 MHz de reloj (tanto en modo estándar como con SMT) que no debería tener ningún impacto negativo apreciable.

Probablemente la elección de mantener un reloj un poco más bajo (3.8GHz vs 3.6GHz) también se deba al diferente sistema de enfriamiento requerido debido al tamaño compacto de la Serie S (tiene un volumen menor al 60% en comparación con la Serie X).

Potencia gráfica

Lo que cambia, en la práctica, es el límite al que tienden estas dos consolas. La Xbox Series X mira con confianza el mundo de la resolución 4K nativa, gracias a una GPU RDNA 2 de 12.15 TFLOPs capaz de garantizar un rendimiento suficiente para admitir títulos de próxima generación con la resolución más alta posible.

Por otro lado, gracias a un sector de gráficos más contenido (4 TFLOP, siempre RDNA2), la Xbox Series S “solo” puede alcanzar el máximo nativo de 1440p (pero el enfoque también está en 1080p), dejando que el escalador de la consola admita salida a resolución de 4K.

Recordemos que una imagen 4K contiene 8.294.000 píxeles, frente a los 3.686.400 píxeles del 1440p y los 2.073.000 píxeles del 1080p. Estos números nos ayudan a comprender mejor la relación real entre las distintas resoluciones en juego. Microsoft garantizaría la paridad en el rendimiento entre las dos consolas, excepto por la resolución.

En este punto solo podemos otorgarle a la casa Redmond el beneficio de la duda, ya que no tenemos elementos que puedan dar fe de una discrepancia en aspectos como la velocidad de fotogramas (ambas apuntan a 120 fps), la cantidad de elementos presentes en la escena, la calidad. trazado de rayos y así sucesivamente.

Luego, la pelota pasa a los desarrolladores y las primeras comparaciones nos permitirán comparar en directo el mismo juego ejecutandose en Xbox Series X y Series S.

Memoria RAM

Xbox Series X

La memoria RAM merece una mención en sí misma, que parece ser el otro elemento distintivo real entre las dos plataformas, no tanto en términos de capacidad (16GB vs 10GB), sino de velocidad. La Xbox Series S, de hecho, usa memorias mucho menos rápidas que las presentes en la Series X, esto sugiere un uso diferente en ambas consolas.

La memoria más lenta de la Series X sigue siendo más rápida que la mejor de la Serie S y esto se debe al hecho de que 3,5 GB de la memoria de 6 GB a 336 GB/s están dedicados a juegos, mientras que solo quedan disponibles 2,5 GB al sistema operativo. La de 2GB de 56 GB/s en la Serie S deberían hacer lo mismo que los 2.5GB ‘extra’ de la Serie X.

Capacidad de las unidades SSD

Aún en el apartado de “memorias”, es bueno señalar que ambas consolas admiten la expansión a través de la ranura dedicada a las tarjetas fabricadas por Seagate, sin embargo la Series X ofrece 1TB frente a los 512GB de la Serie S. No hay diferencia en cuanto a la calidad de estas unidades SSD.

La razón para usar una memoria más pequeña en una consola All Digital está básicamente relacionada con la necesidad de mantener bajos costos. Teóricamente Smart Delivery debería echarnos una mano en este sentido, ya que la tecnología de Microsoft debería asegurar que los títulos instalados en la Serie S contengan solo los juegos adecuados.

Es posible que un mismo título tenga un peso diferente entre Series S y Series X, ya que esta última aprovechará sus recursos de alta definición para la gestión de 4K nativa.

Ventajas de la Xbox Series S

  • Si buscas una puerta de entrada económica a Game Pass, sin renunciar a las funciones clave de la próxima generación esta puede ser la elección correcta.
  • La resolución no es un problema
  • Te permite descargar títulos digitales con bastante rapidez
  • Es una consola más compacta y fácil de transportar

Xbox Series

Ventajas de la Xbox Series X

  • Si prefieres los juegos en físico esta es la elección correcta
  • Tienes 512GB más que su hermana menor
  • Tienes más memoria RAM para ejecutar juegos
  • Compatibilidad con 4K

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.