Home Guia Cómo mejorar la calidad de tus videos en YouTube

Cómo mejorar la calidad de tus videos en YouTube

Cómo mejorar la calidad de tus videos en YouTube

Crecer en youtube puede parecer fácil pero no lo es del todo. Primero debes aprender cómo mejorar la calidad de tus videos en YouTube porque aunque no lo creas, la mayoría de las veces importa la calidad sobre  la cantidad. Una vez que empieces a subir un mejor contenido, los números de visitas y suscriptores empezarán a crecer como la espuma.

Si no lo sabías. YouTube es el segundo motor de búsqueda más grande del mundo, sólo superado por su empresa matriz, Google. Ocho de cada diez resultados de búsqueda de vídeo son vídeos de YouTube, y la plataforma está en constante crecimiento, con más de 500 horas de vídeo subidas a YouTube cada minuto. ¿Cómo evitar perderse en el mar de vídeos? Sigue leyendo.

Cómo mejorar la calidad de tus videos en YouTube

Vamos a ver Cómo mejorar la calidad de tus videos en YouTube para que te conviertas en un youtube exitoso.

Primero, planifica tu vídeo

Piensa en el mensaje que quieres transmitir a tu audiencia y planifica en qué parte del vídeo incluirás llamadas a la acción. Antes de empezar a hacer un vídeo para YouTube tienes que planificar lo que quieres producir. Elabora un guión gráfico en el que se describa cada escena o sección del vídeo. Eso nos lleva a…

La realización de un guión

Basándote en tu plan de vídeo, empieza a escribir el guión. Intenta que el lenguaje sea cercano y atractivo para el público. No crees un guión largo si tu guión gráfico es corto, ya que significará una gran cantidad de demora en las pantallas que no hará una buena experiencia de visualización.

Crea una lista de momentos claves

Asegúrate de crear una una vez hayas terminado de escribir el guión. Tener una lista de momentos claves te animará a pensar en los detalles más pequeños, como la dirección de la luz y la colocación de la cámara. Debe incluir todos los elementos que ayuden a dar un sentido de dirección a tu producción.

Prepárate en caso de que tú salgas en el vídeo

Si vas a protagonizar el vídeo, o simplemente a dirigirlo, es importante que te prepares y practiques para que el momento real salga a la perfección. Al practicar tendrás en cuenta todas las cosas que podrían salir mal durante la grabación.

Edita el vídeo

Tómate tu tiempo para comprobar si cada línea suena natural y elimina las que no encajen en el conjunto del vídeo. Después de hacer unas cuantas tomas de cada escena empieza la magia: puedes empezar a editar el vídeo para omitir pequeños errores o elementos de escenas que no encajan.

Finalmente, sube el vídeo a YouTube

Si piensas crear más de un vídeo sobre un tema concreto, puedes crear una lista de reproducción y añadirla a ésta. Piensa en añadir tarjetas y subtítulos a tu vídeo para ayudar a los usuarios a navegar más eficazmente por tu canal. Dentro de la plataforma YouTube, puedes subir tu vídeo, incluyendo un título, etiquetas y una descripción para tu público. Estas cosas ayudarán a tu público a encontrar tu vídeo.

Una vez que hayas investigado y elegido tus palabras clave, incorpóralas de forma natural en los siguientes campos:

Título

Utiliza un lenguaje convincente para animar a hacer clic: «cómo», «consejos», «sugerencias» o listas numeradas pueden ayudar. Por ejemplo: «Aprende cómo leer más rápido«. Cabe en 100 caracteres, pero se trunca en 70, lo que significa que la información más importante y la palabra clave deben estar cerca de la parte delantera.

Meta-Descripción

Caben 5.000 caracteres, pero se trunca en unos 120, dependiendo del dispositivo. Para los sitios de comercio electrónico, es crucial incluir un enlace a su producto, teniendo en cuenta que más de la mitad de los consumidores se dejan influir por los vídeos de productos. Recuerde incluir la dirección http:// o no se podrá hacer clic en él.

Etiquetas

Ocupa aproximadamente 500 caracteres, pero no te pases. Utiliza comillas dobles («) para rodear las frases de modo que tu vídeo coincida exactamente con una frase de palabras clave de cola larga. Por ejemplo: en lugar de etiquetar tu vídeo como «Taylor Swift» y «Ranking de canciones», etiquétalo como «ranking de canciones de Taylor Swift». Piensa como un usuario y añade siempre las etiquetas por orden de importancia.

Busca posicionar el vídeo

No se trata de subirlo y ya parte de cómo mejorar la calidad de tus videos en YouTube tiene que ver mucho con el saber optimizar los vídeos para las búsquedas. Con estos consejos, puedes crear una sólida estrategia de SEO para YouTube.

Elige una palabra clave potente

Las palabras y frases clave deben corresponderse con  lo que describa tu vídeo con precisión y las palabras y frases que los usuarios introducen en los motores de búsqueda para encontrar contenidos como el tuyo.

Antes de potenciar el SEO de YouTube, tienes que seleccionar la palabra clave o frase adecuada para tu vídeo. Las palabras clave suelen aparecer en los títulos y metadatos de los vídeos, y cuando se pronuncian en el audio, aparecen en los subtítulos y transcripciones. Esto es beneficioso para el SEO.

Para averiguar qué frases y palabras clave utiliza la gente en las búsquedas, tendrás que hacer una investigación de palabras clave. Una estrategia sencilla para encontrar una palabra clave para tu vídeo es utilizar el mismo YouTube. Escribe una palabra o frase relacionada con tu sector en la barra de búsqueda y verás las sugerencias que te ofrece YouTube.

Una vez que hayas encontrado una buena palabra clave, inclúyela en el nombre de tu archivo de vídeo para que YouTube conozca el tema de tu vídeo. Por ejemplo, el nombre del archivo podría ser «analisis-taylor-swift-youre-losing-me» seguido del tipo de archivo de vídeo.

Leer más |YouTube podría ser transformado en un sitio de ventas|

Agrega subtítulos precisos

YouTube transcribe automáticamente tus vídeos para proporcionar subtítulos automáticos. Sin embargo, los subtítulos automáticos de YouTube sólo tienen una precisión del 80% o menos, lo que hace que los subtítulos sean incomprensibles y a menudo embarazosos.

Google premia los resultados de búsqueda útiles y penaliza el spam. Es decir que si utilizas subtítulos imprecisos, corres el riesgo de que te etiqueten como spam y de perder posiciones en las búsquedas de tu canal de YouTube.

Para combatir los efectos perjudiciales de los subtítulos automáticos en la estrategia SEO de YouTube, deberás añadir subtítulos precisos mediante un archivo SRT a tus vídeos de YouTube. Los motores de búsqueda pueden rastrear texto, pero no pueden ver vídeos. Tus subtítulos estarán llenos de palabras clave relevantes que indiquen de qué trata tu vídeo para que Google pueda rastrear tu contenido y clasificarlo en consecuencia.

Los subtítulos en idiomas extranjeros permiten a los espectadores internacionales y no angloparlantes disfrutar de tus vídeos. Los motores de búsqueda también indexarán tus archivos de subtítulos traducidos e incluirán tu vídeo en los resultados de búsqueda en esos idiomas. Esto puede ser muy importante para una estrategia de SEO en YouTube, ya que tienes más posibilidades de aparecer en los primeros puestos con palabras clave que no estén en español debido a la menor competencia.

No te olvides de incluir una transcripción a la descripción de tu vídeo

Las descripciones optimizadas para una determinada palabra clave y las clasificaciones para ese término, siguen siendo una práctica recomendada, ya que pueden ayudar a que tu vídeo se clasifique para términos relacionados y aparezca como «vídeo sugerido». Las transcripciones también pueden aumentar la participación haciendo que el contenido sea rápidamente escaneable.

La descripción del vídeo es la mejor opción para mostrar tu transcripción en YouTube. En el campo de descripción caben cinco mil caracteres, lo que suele ser suficiente para incluir una transcripción de un vídeo de diez minutos con mucho diálogo. Si tu transcripción no cabe o quieres incluir otra información importante en la descripción, puedes añadir una versión truncada con un enlace a la versión completa en una página web aparte.

Recuerda comprobar siempre la exactitud de tus traducciones y considera la posibilidad de recurrir a un proveedor que te garantice subtítulos de alta calidad.

Agrega un título, una descripción y etiquetas optimizados para la palabra clave

Una vez que tengas una gran palabra clave, debes asegurarte de que los textos asociados a tu vídeo estén optimizados para la palabra clave.

Por ejemplo, si publicas vídeos sobre Taylor Swift, asegúrate de optimizar el título, las descripciones y las etiquetas para la frase «Taylor Swift».

Ten en cuenta que los motores de búsqueda se han percatado de la práctica del «keyword-stuffing«, es decir, el uso excesivo de palabras clave y variaciones de las mismas para intentar piratear el sistema. No te molestes en hacerlo. Escribe para humanos, no para robots, o de lo contrario podrías ser penalizado.