Realme se ha convertido ya en un fabricante consolidado en el mercado de los smartphones, consiguiendo ofrecer dispositivos fiables a precios supercompetitivos. Entre los nuevos dispositivos de la marca china se encuentra el Realme 9i, un smartphone de menos de 200 euros que trae consigo interesantes características.

Además de que cuenta con funcionalidades que son bastante atractivas para el rango de precios en el que se sitúa. Durante los últimos meses hemos tenido la oportunidad de probar este móvil Realme, utilizándolo como dispositivo principal y entendiendo con detalle cómo se comporta durante el uso diario.

Para saber cómo fue nuestra experiencia con este dispositivo, sólo tienes que seguir leyendo este artículo. Así tendrás una mirada clara sobre cómo se desenvuelve este dispositivo en el día a día, dependiendo de que uso quieras darle.

Diseño

Antes de entrar en el diseño, el paquete además del dispositivo trae una funda de silicona, cargador y cable de carga con USB-C. El marco es metálico y en la parte inferior alberga la entrada para auriculares de 3,5 mm, el micrófono, el USB-C y el micrófono delantero, mientras que en el lado opuesto solo encontramos el segundo micrófono.

En cuanto al factor estético, este smartphone tiene unas líneas delgadas y elegantes con una cubierta trasera de plástico con una especie de efecto prisma que da diferentes efectos de iluminación, que son muy bonitos de ver y cambian dependiendo de las condiciones de luz.

En el lado derecho está el botón de apagado/encendido, que también actúa como sensor de desbloqueo de huellas dactilares. En el lado izquierdo encontramos dos botones para el control del volumen y la ranura para insertar dos nanoSIM y una tarjeta microSD.

Las dimensiones son de un grosor reducido y un peso bien distribuido por debajo de los 200 gramos. Sentirás que en tus manos se sujeta con firmeza y apenas tiende a resbalar. No es ni demasiado pequeño ni demasiado grande, por lo que es el término medio adecuado para complacer a todos.

Pantalla

La pantalla es del tipo IPS con un tamaño de 6,6″, cuenta con resolución FullHD+ y una tasa de actualización dinámica de hasta 90 Hz. La pantalla ofrece una visión nítida del contenido aunque el brillo máximo no es muy alto. A pesar de algunas dificultades menores, el dispositivo puede utilizarse bajo la luz directa del sol. Los ángulos de visión y el equilibrio del color son buenos.

Hardware

En cuanto a las especificaciones de hardware no están nada mal, en el interior encontramos un chip Snapdragon 680 acompañado de 4 o 6 GB de RAM y 64 o 128 GB de almacenamiento interno expandible vía microSD. Durante el uso diario, nunca experimentamos ningún problema.

Incluso con muchas aplicaciones abiertas y un uso más intensivo, la fluidez no cambió y siempre respondió. Con algunas reservas, es posible jugar, aunque hay pequeñas ralentizaciones y la temperatura también tiende a subir rápidamente.

Como todos los smartphones Realme, este 9i también llega al mercado con la interfaz propia en su versión 2.0 basada en Android 11. No faltan las funciones ni la personalización. Además de estar bien optimizada, la interfaz es fluida a pesar de la presencia de algunos errores menores que aparecen de vez en cuando.

Conectividad, audio y batería

En cuanto a la conectividad, se echa en falta la compatibilidad con la red 5G y en su lugar están presentes el Wi-Fi de doble banda, el Bluetooth 5.1 y el GPS. El móvil lamentablemente no es compatible con la tecnología NFC. El sensor de desbloqueo por huella dactilar en el lateral tiene un rendimiento muy bueno, desbloqueando el dispositivo 8 de cada 10 veces con una velocidad de ejecución muy buena.

Si hablamos del audio, este consta de dos altavoces estéreo que, en general, son lo suficientemente buenos como para que disfrutes de tus canciones favoritas. El volumen máximo es lo alto, por lo que no tendrás problema para identificar hasta las notas más sutiles, pero los graves no son muy pronunciados.

La batería que tiene el smartphone es de 5000 mAh y fácilmente podrás usarlo durante todo el día con una sola carga. Incluso durante los días más ajetreados con muchas horas de pantalla, redes sociales, YouTube y uso de la cámara, llegarás a la noche con alrededor del 30% de la carga.

Con un uso más clásico y menos intensivo, es posible que dure incluso dos días con una sola carga. En el paquete encontramos el cargador de 33W, que permite cargar completamente el dispositivo en unos 65 a 70 minutos.

Cámara

Foto tomada con el Realme 9i

En cuanto a las cámaras, este Realme 9i está equipado con tres sensores: un sensor principal de 50 megapíxeles f/1,8, un sensor b/n de 2 megapíxeles y un sensor macro de 2 megapíxeles. En general, las fotos son agradables. El nivel de detalle es bastante alto y los colores también reflejan la realidad.

Precio y veredicto

El Realme 9i se lanzó al mercado con un precio de 229 euros, sin embargo, está disponible en las distintas tiendas online por incluso menos de 200 euros. Tiene un rendimiento excelente, una buena calidad fotográfica y una batería que no está nada mal, combinados con un precio muy bajo, hacen de este dispositivo una buena compra a todos los efectos.

Perfecto para quien busque un smartphone fiable por debajo de los 200 euros. Es un chollo que no puedes dejar pasar si esto es lo que estás buscando, si quieres algunas opciones más costosas como un smartphone para juegos, los mejores son los ROG Phone.

Artículo anteriorConsejos y trucos de Snapchat que necesitar usar ¡ya!
Artículo siguiente4 excelentes monitores para que puedas jugar con tu PS5