Si ha comprado un televisor en los últimos años, quizás también le han podido ofrecer o haya visto la posibilidad de adquirir una barra de sonido. Su precio oscila entre menos de 100€ y más de 2000 euros. Estos altavoces delgados se colocan delante de la pantalla y aseguran que mejoran el sonido de lo que estamos viendo. ¿Pero es eso verdaderamente cierto?

¿Acaso mi televisor no se oye bien?

Bueno, no, no suena bien. A medida que los televisores se han convertido en pantallas más delgadas que un smartphone, no han dejado mucho espacio para los altavoces, o no ha sido una gran prioridad la calidad del sonido. Los altavoces que posee un televisor son pequeños y débiles. 

¿Qué quiero decir con calidad de sonido? Bueno, debido a que los altavoces son pequeños, no son capaces de reproducir sonidos graves, apenas se distingue los bajos. Como no te miran, son menos capaces de crear con precisión sonidos agudos. Por lo tanto, la mayoría del sonido del televisor es metálico, no tiene “vida”. Y como he dicho antes, al apuntar hacia abajo o no estar dirigido al telespectador, se pierde la poca calidad que pueda tener.

Muchos de ustedes probablemente estén pensando, “pero mi televisor no suena tan mal”. Tal vez no, pero ¿alguna vez tuvo que rebobinar una película para escuchar algo no oyó bien? ¿O quizás subir el volumen para distinguir bien los diálogos? La mala calidad del sonido no solo significa que no es “alta fidelidad”, sino que puede ser algo tan simple como no ser entendible.

¿Y no quieres un sonido mejor, más parecido al que se encuentra en el cine? Tal vez no todo el tiempo, pero ¿qué pasa con las noches que te tiras en el sofá viendo una película? Además, la mayoría de los televisores nuevos pueden transmitir música (ya sea desde una app de tu TV o desde un teléfono inteligente). Tener un altavoz decente para la reproducción de música es, creedme, increíble.

Barras de sonido

Lo bueno de comprar una barra de sonido

Como mínimo, las barras de sonido apuntan sus altavoces hacia usted. Eso es un gran paso adelante con respecto al audio de la tele. La mayoría de las barras de sonido decentes también tienen tweeters y woofers separados, que manejan los sonidos altos y bajos respectivamente.

Hay diferentes webs, como superbarradesonido.com que analizan y comparan las diferentes barras de sonido, con sus diferentes ventajas y desventajas. Donde puedes aprender más acerca de cual le conviene más por tu televisor, o si quiere que posea diferentes características como bluetooth o sonidos envolventes 2.1 o 5.1.

Otra cosa buena de las barras de sonido es su precio. Hay barras de sonido que están muy bien a un precio “económico“. Que sirven para aumentar la calidad del sonido de la tele. No estamos hablando de precios desorbitados como 1000 o 2000€, que obviamente también están.

Lo malo de las barras de sonido

La principal desventaja que le podemos encontrar es el tamaño. Aunque en general no soy muy grandes, es que hay que tener en cuenta que tampoco son un mando inalámbrico. Para la mayoría de las personas no hay un problema aparente ya que tienen ese espacio enfrente del televisor, pero para otros puede ser un problema por la ubicación o el espacio donde tienen el dispositivo.

En conclusión, aunque irónicamente el sonido de una barra de sonido no es perfecto, mejoran mucho, pero mucho, la calidad de sonido que puede ofrecer un televisor. Así que si, si quiere disfrutar y escuchar mejor, dese el capricho y compre una barra de sonido, me lo agradecerá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.