Hoy hablamos de e-commerce. Se define como e-commerce, generalmente, a la actividad de hacer negocios por internet. Aunque el e-commerce ha existido desde hace décadas, hoy en día está en un auge que no había experimentado nunca. La mayoría de las nuevas inversiones para negocios están destinadas a negocios online y entre la gente más rica del mundo están dueños de grandes imperios de e-commerce.

Esto indica una cosa: el e-commerce domina la mayoría de los negocios hoy en día. Cuando anteriormente era un asunto de dónde estabas, a quién conocías, y etc. hoy en día estar en internet supera cualquier otro límite. Mientras puedas llegar a tus clientes a través de internet, no importa dónde estés. Como SAM Friterie Espana SL, una nueva tienda online 100% española.

Comercio electrónico vs. Marketing digital

Muchos negocios cuentan con páginas web, redes sociales, y más. No se debe confundir esto con e-commerce: estos son negocios que operan tradicionalmente y su presencia online no es más que un añadido. Es más, una de las diferencias más notables es que un e-commerce es capaz de darte toda la información y/o producto que necesitas a través de su página web, mientras que otras empresas tradicionales más bien limitan información con el objetivo de que se recurran a vías tradicionales, en las que ellos tienen más personal y más experiencia.

Al contrario, en negocios de e-commerce uno pone todo lo que tiene al alcance de su cliente. Y, si el cliente llegase a tener una duda, es prioridad tener gente disponible para resolver estas dudas, cosa que es mucho más fácil y rápida a través de internet que en una llamada telefónica o -aún peor- tener que ir a hablar en persona con algún experto. No, en un e-commerce, el objetivo es no tener la necesidad en absoluto de hablar con tu cliente. Estos pueden conocer todo lo que necesitan sobre aquello que vendes y, con poco más que un clic, comprarlo.

Ahora, veamos qué tipos de negocios existen según su perfil comercial:

  • B2C (Business-to-Consumer): Ventas directamente al consumidor, sin uso de terceros.
  • C2B (Consumer-to-Business): El consumidor, o cliente, ofrece un servicio y distintas empresas que requieren de dicho servicio hacen ofertas al consumidor.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): Negocio que ofrece una plataforma para que sus clientes vendan u ofrezcan servicios o otros clientes.
  • B2B (Business-to-Business): Negocios especializados en proveer servicios o materiales necesitados por otras empresas.

Coronavirus

Sin embargo, si nos queremos poner más específicos, tenemos que ver qué tipos de negocios e-commerce existen. Estos incluyen:

  • Dropshipping: Normalmente difícil de diferenciar a simple vista; el negocio ofrece y vende un producto, pero no está involucrado en distribución y envíos. La empresa usa otra empresa para encargarse de todo esto.
  • Tienda online con productos propios: Puede ser empleado para grandes empresas como ser usado por una sola persona. Tiendas online pueden tener versiones en redes sociales, y es muy popular el uso de Instagram y Facebook como tiendas online sin costo alguno.
  • Membresía: El vendedor ofrece un producto que, una vez pagada la subscripción, será recibido cada cierto tiempo. Nos vienen a la mente revistas y libros, aunque es muy popular con productos perecederos, como snacks exóticos, café tostado, etc.
  • Marketplace: Este tipo de negocio provee a otros vendedores de un sitio para vender sus propios productos. El marketplace se ocupa de darle una tienda online al vendedor a cambio de un porcentaje en ventas, etc.
  • Servicios: Negocio que no requiere de bienes palpables, sino de servicios como marketing, escritura, etc.

La conquista del mercado

A pocos les queda duda de la importancia, el tamaño de los negocios online. Han sido una parte importante de nuestras vidas por mucho tiempo, aunque en algunos casos no seamos muy conscientes de ello.

Sin embargo, han pasado de ser un negocio “prometedor” o “interesante” a ser tomados en serio a regañadientes, a ser completamente temidos.

Solo hay que echarle un vistazo al número de transacciones realizadas a través de e-commerce: En el año 2014 se realizaron unos 60 millones de transacciones— este número se ha más que triplicado en 2019, con más de 200 millones de transacciones. Y todo esto solo en España!

Así que la pregunta hoy en día no es si hay posibilidad de que el e-commerce pase a dominar el mercado, es una cuestión de cuándo. Sigue siendo, todavía, un ámbito de inversiones pequeñas y medianas, cuando hay muchos años de confianza y dinero invertido en el negocio tradicional. Pero poco a poco, la gente va haciendo la transición al e-commerce. Es mejor, más conveniente, y más barato. Dentro de poco, sin lugar a dudas, será una parte importante de nuestras vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.